Interacción madre-hijo, patrones de apego y su papel en los trastornos del comportamiento alimentario

Liliana Betancourt, Maritza Rodríguez Guarín, Juanita Gempeler Rueda

Junio 25 de 2007 - Producción cientifica - Evento científico

La naturaleza de los cuidados proporcionados por las madres a sus hijos durante su crecimiento es de fundamental significado en el futuro de su salud mental. Las dificultades que surjan tempranamente en el vínculo materno-filial pueden contribuir a generar serias alteraciones en el desarrollo. Una de estas dificultades puede surgir durante el ejercicio materno de cuidados tempranos del niño, entre los cuales la función de alimentar y nutrir es crucial. Una madre ansiosa frente a sus propios hábitos alimentarios, con síntomas anoréxicos o bulímicos (activos o no durante el período del embarazo y los primeros años de crianza) e insatisfecha con su corporalidad, puede interferir seriamente la alimentación de sus hijos, generando alteraciones en la interacción madre-hijo que, en presencia de otros factores de vulnerabilidad, podrán contribuir a la aparición de alteraciones de la alimentación en el niño o, ulteriormente, de un trastorno del comportamiento alimentario en la adolescencia.

Tres importantes autores, Bowlby, Winnicott y Mahler, han estudiado en profundidad las características del vínculo normal y sus alteraciones y repercusiones en el desarrollo psicoafectivo. En el presente artículo se exponen sus principales planteamientos, aproximándose a las implicaciones que pueden tener dichas alteraciones en los patrones anormales de alimentación durante la infancia. Además, se revisan los posibles factores de riesgo maternos que pueden interferir en la relación temprana madre-hijo, la alimentación del niño y su papel en la aparición de los trastornos alimentarios.

Para leer el documento completo haz clic en el botón descargarDescargar

Suscríbete a nuestras publicaciones

Suscríbete y recibe las últimas publicaciones en tu correo electrónico.

Suscribirse