Acerca de un caso de dismorfia muscular y abuso de esteroides

Victoria Pérez Restrepo, María Nelly Valencia, Maritza Rodríguez G., Juanita Gempeler R.

Feb 23. 2017 - Producción cientifica - Evento científico

El trastorno dismórfico muscular (TDM) hace parte de los trastornos dismórficos corporales (TDC) y se caracteriza por: preocupaciones extremas del paciente de verse con poca masa muscular cuando en la realidad es musculoso, renuncia a oportunidades sociales y ocupacionales a causa de la necesidad de ejercitarse y evitación de situaciones donde el cuerpo pueda ser visto en público.

Los orígenes y desarrollo de la investigación sobre dismorfia muscular datan de 1993 cuando Harrison Pope y su grupo de investigación del Hospital Mc Lean, observaron que un grupo importante de fisicoculturistas se veían y se describían como “pequeños”, “flacos” y “poco musculosos”, a pesar del evidente desarrollo muscular.

Inicialmente Pope lo llamó anorexia reversa, por su semejanza con la distorsión de la imagen corporal que se observa en los pacientes con anorexia nerviosa y la búsqueda incesante del cuerpo deseado aún incurriendo en conductas de riesgo para la salud y la vida. Aunque a diferencia de lo observado en anoréxicos, los pacientes con dismorfia muscular presentan índices de masa corporal dentro del rango normal, coinciden en la rigidez y control obsesivo del tipo de alimentos ingeridos, su contenido proteico elevado y la vigilancia extrema del tamaño muscular y el porcentaje de grasa corporal.

 

Para leer el documento completo haz clic en el botón descargarDescargar

Suscríbete a nuestras publicaciones

Suscríbete y recibe las últimas publicaciones en tu correo electrónico.

Suscribirse